Misión, visión y valores de una empresa

Por / Publicado en

Si tienes un emprendimiento o has tomado cualquier curso básico de administración o marketing seguramente has escuchado sobre la misión, visión y valores de la empresa y su importancia para lograr los objetivos del negocio.

La mayoría de los expertos de administración y marketing coinciden que estos elementos son fundamentales para el éxito de un negocio u organización y comentan que son inclusive más importantes que tener un producto o servicio perfecto.

Por ejemplo, Simon Sinek, nos explica que la gente no compra lo que haces, sino por qué lo haces.

En este post, vamos a explorar qué son la misión, visión y valores, profundizando en algunas recomendaciones para establecerlos para tu proyecto.

Conceptos de misión, visión y valores de una empresa

Antes de empezar a establecer tus propias fórmulas empresariales y particularmente la misión, visión y valores de tu organización, es importante explorar rápidamente los significados asociados con estos tres conceptos fundamentales para un negocio o proyecto.

Como sabes, me encanta explorar los significados y orígenes de las palabras para comprender cómo se insertan en distintos conceptos. 

Así que dentro de cada apartado también exploro brevemente la definición de las palabras misión, visión y valores.

1. ¿Qué es la misión de una empresa u organización?

La misión es un enunciado declarativo que comunica de manera clara y concisa la propuesta de valor de la organización, es decir, lo que le aporta al mundo.

La palabra misión tiene diversos significados de acuerdo con la fuente. Mi favorita en una revisión documental es la que propone el diccionario de Oxford del cual se puede generar una traducción al castellano. 

Este diccionario nos dice que una misión es un trabajo importante de una persona o grupo de personas.

De hecho, la misión está asociada con diversas religiones y la evangelización o propagación de la fe, por lo que lleva una connotación espiritual.

En ese sentido, la misión de una empresa u organización se relaciona con su propósito fundamental de existencia.

2. ¿Qué es la visión de una empresa u organización?

La visión de la empresa establece nuestras aspiraciones como negocio o proyecto, debe expresar nuestros sueños y motivarnos a la acción para lograr esos objetivos en el largo plazo.

Tal como se expresa en la palabra, consiste en una visualización clara de lo que la organización quiere lograr en un plazo determinado.

Aunque por definición la visión de una empresa es aspiracional, es importante también tener un sentido realista para no desmotivarse.

Por eso, la visión debe redondearse como un objetivo general en un plazo determinado hacia el cual toda la organización debe moverse.

En este sentido, representa el objetivo general de la organización y debe ser alcanzable conforme a las condiciones actuales.

3. ¿Qué son los valores de una empresa u organización?

Los valores son los principios que definen la cultura organizacional.

Establecen la orientación de las reglas éticas y morales que guiarán la actuación del equipo, la forma de trabajar y las normas escritas y no escritas de la organización.

Una buena definición de los valores de una empresa, aporta hacia la construcción de una verdadera comunidad de personas que comparten y colaboran de manera más eficiente bajo un marco de actuación determinado.

¿Cómo definir la misión, visión y valores de una empresa?

Ya que exploramos los conceptos, vamos a un sentido más práctico. 

¿Cómo lo hacemos? 

¿Existe alguna fórmula específica para establecer estos elementos clave de la empresa?

Alejandra Zorrilla, en su libro Marca tu Éxito plantea un modelo de alineación circular que sin duda te ayudará a establecer la misión, visión y valores de tu empresa.

Por lo pronto vamos a ello.

¿Cómo definir la misión o propósito de tu proyecto?

Hay dos enfoques principales para definir tu misión.

La primera es a partir de una necesidad o problema identificado que afecte a un grupo de personas específico y por lo tanto sea pertinente resolver. 

La segunda es empezar desde los sueños y aspiraciones de los líderes de la empresa, osea, la persona o grupo de personas que gestionan el proyecto. 

Desde mi punto de vista, para que la misión de una empresa sea efectiva y pueda orientar el éxito de una organización se deben combinar estos dos enfoques.

Osea, la misión debe expresar la pasión de los gestores y la aportación para resolver alguna necesidad del mercado.

Identificar algo que te apasione y que compartas con tu equipo, y que al mismo tiempo pueda satisfacer las necesidades de posibles clientes o beneficiarios para que tenga una viabilidad comercial, quizás suene como una tarea titánica, pero si lo haces de manera metódica seguramente lograrás llevarlo a cabo.

Responde a las siguientes preguntas.

¿Para qué hago lo que hago?

¿Para quién lo hago?

¿Por qué lo hago?

¿Qué hago?

¿Cómo me diferencio de otras propuestas de negocio?

¿Cómo definir la visión de una empresa o proyecto?

Piensa en lo que se quiere lograr en el mediano plazo y escribe un enunciado que incluya qué es eso que se quiere lograr, para cuándo y cómo le aportará al mundo.

Comienza por responder las siguientes preguntas:

  • ¿Qué queremos lograr?
  • ¿Cómo nos vemos en el futuro?
  • ¿A quiénes beneficiará que alcancemos el objetivo (además de la empresa)?

A partir de estas respuestas imagina cómo será la organización de lograr esos objetivos, profundiza en cómo será la vida de los colaboradores y los clientes.

En muchas ocasiones he visto el planteamiento de la visión como “Ser la empresa líder en el mercado X.” ¿Parece un poco vago no?

Procura ser muy realista y tener el mayor detalle posible para verdaderamente alinear la operación de los distintos componentes de la empresa hacia ese objetvo.

Ahora es momento de analizar si lo que estamos haciendo suma hacia esa visión.

Responde las siguientes preguntas:

  • ¿Nuestras actividades actuales aportan a ese futuro?
  • ¿Para qué queremos lograr ese objetivo?
  • ¿Qué recursos o cualidades debo tener en el futuro para conseguirlo?

Con lo que hayas reflexionado, revisa tus operaciones para realizar ajustes en caso de que sea necesario.

¿Cómo definir los valores de tu empresa o proyecto?

Explora realmente qué valores mueven la organización.

Es fácil que caigas en la práctica común de enlistar todos los valores que se te vienen primero a la mente.

Seguramente pensarás en cosas como honestidad, amistad, transparencia, servicio al cliente, entre otros y luego simplemente definas lo que significan y ya está.

Sin embargo, es importante ir más allá.

Preguntate:

¿Cómo se relacionan estos valores con la operación de la empresa?

¿Contribuyen realmente al logro de los objetivos?

¿Ayudan a definir la forma de trabajo de la organización?

Si tu organización se dedica a temas de innovación, quizás la creatividad, resiliencia y tolerancia podrían tener una mayor relevancia que la honestidad.

No digo que la honestidad no sea importante, sino que estos otros valores quizás expresan de mejor manera los deseos de la organización y puedan guiar las acciones de los colaboradores para lograr lo objetivos.

He escuchado a varios expertos quienes dicen que los valores que estamos trabajando son los valores de la empresa y no necesariamente de las personas. 

Sin embargo, es fundamental que las personas que participan en esa organización compartan en buena medida estos valores y los adopten como parte de su ética de trabajo, por lo que resulta sumamente útil reclutar personas que compartan estos valores en su vida personal.

Para definir los valores de tu empresa comienza por responder las siguientes preguntas:

Recomendaciones para definir la misión, visión y valores de una empresa

1. Toma en cuenta las perspectivas del equipo.

Tal vez sería más fácil simplemente establecer estas declaraciones de manera unilateral y después comunicarlas, pero seguramente te encontrarás con mayores retos en la adopción y hasta el entendimiento de los mismos.

2. Ten la mayor precisión y simplicidad posible

A veces puedes tener la tentación de establecer enunciados sumamente amplios y holísticos. Sin embargo, en la medida que sean más precisos será más fácil que tanto tus colaboradores como tus clientes entiendan qué es lo que realmente quieres comunicar.

3. Se breve

Este punto está relacionado con los dos anteriores. 

A través de los años, he visto misiones y visiones sumamente largas, inclusive de media cuartilla. 

Desde mi perspectiva esto complica la adopción por parte del equipo. Muy difícilmente van a aprenderse esa gran misión.

Por supuesto no se trata de aprenderla de memoria, pero comprender e interiorizar una misión es mucho más fácil si está condensada y la podemos recapitular fácilmente en nuestra mente.

4. Mantén consistencia en el tiempo

Aunque no se trata de escribir en piedra la misión, visión y objetivos de una empresa y dejarlos inamovibles por los años y los años, es importante que una vez que hayas establecido estos factores, los mantengas al menos durante algunos años para evitar inconsistencias y cambios de dirección que puedan generar disonancias en la operación y falta de comprensión en el equipo y los clientes de la organización.

Conclusiones

Definir claramente la misión, visión y valores de una empresa que estés emprendiendo sin duda te ayudará en la alineación de las actividades para lograr tus objetivos.

Por supuesto que entre más en serio te tomes estos elementos y más los consideres, tendrán un mayor impacto en el éxito de tu organización.

×

Hola!

¿Cómo podemos ayudarte? Da click en el botón para iniciar un chat.

× ¿Te ayudamos?