¿Cómo diseñar una página de turismo que genere ventas?

Por / Publicado en

Hoy en día contar con una página web de turismo es central en la confianza que dan nuestros destinos y negocios a los visitantes potenciales.

Independientemente de si estás empezando un nuevo proyecto, tienes un negocio andando o manejas la promoción turística a nivel de un país o una región, es muy probable que estés buscando desarrollar o mejorar tus estrategias de marketing digital.

En esta entrada te comparto algunos de los componentes y estrategias más relevantes en materia de diseño web para destinos y negocios turísticos, así como algunos ejemplos prácticos para verlas en acción.

¿Qué es una página web de turismo?

En términos técnicos, una página web de turismo es un documento electrónico adaptado para ser visualizado en un navegador web y accedido a través de internet.

Más coloquialmente, podríamos decir que una página web de turismo es una ventana de información y promoción de un proyecto, negocio o destino turístico que los visitantes potenciales pueden ver a través de internet.

En muchas ocasiones, cuando hablamos de páginas web solemos pensar en todas las entradas y páginas que contienen un sitio web.

Siendo puristas, el término correcto sería sitio web de turismo, y una página es simplemente una de las secciones que se visualiza de manera independiente.

Casi siempre que alguien te comparte su dirección de internet te dirá, “puedes visitar mi página web en www.mipaginadeturismo.com”.

La alternativa sería decirte, “el sitio web lo encuentras en www.mipaginadeturismo.com en dónde está publicada la página de mis servicios.

Por eso, para no complicar las cosas, en este artículo me refiero indistintamente a los sitios web, como páginas web.

Principales objetivos de una página de turismo

El objetivo superior de una página web, independientemente que sea de turismo o cualquier otro sector es generar ventas de productos y servicios que agreguen valor a sus clientes.

Por supuesto que el alcance o el exposure de tu destino, producto o servicio es importante, pero de nada sirve tener una página con miles de visitas si no te genera visitantes y ultimadamente ingresos.

Al contar con un sitio web profesional e independiente, tienes el control total sobre los contenidos, las estadísticas y otros elementos importantes.

1. Generar más y mejores ventas a través de una estrategia de inbound marketing

Aunque es importante contar con una amplia gama de estrategias de marketing digital turístico, como presencia e interacción en redes sociales o email marketing, el sitio web de un destino o proyecto turístico es el punto central de una estrategia de inbound marketing.

Con una estrategia de inbound marketing lo que se pretende es que nuestros clientes potenciales nos encuentren cuando buscan algo a través de internet.

De acuerdo con Hubspot, las etapas de la metodología de inbound marketing son:

2. Atraer posibles visitantes a través de contenidos atractivos y de valor

Las visitas son solo la primera etapa, que se centra en atraer a posibles clientes.

De hecho, si tu página genera un montón de tráfico, pero no logras convertir, seguramente los costos de mantenimiento serán más caros y tu negocio perderá rentabilidad.

Por eso, un sitio web optimizada para experiencia del usuario y orientada a las conversiones son puntos clave en el diseño.

Google realizó un estudio de los micromomentos del viaje, a los que se refiere como los momentos que pasa un viajero antes de reservar un viaje. 

El estudio concluye que una página de turismo debe tener contenidos y estrategias estar presente en cada uno de ellos si quiere tener oportunidad de generar ventas atractivas.

3. Interactuar con los usuarios para motivarlos a visitar el destino o negocio

Una vez que lograste atraer visitantes al sitio web debemos promover las interacciones que agreguen valor a través de nuestros contenidos, consejos y recomendaciones de productos y servicios.

Una tendencia en el marco del inbound marketing es el marketing conversacional.

Procura hablar en primera y segunda persona.

Conecta y cuenta una historia clara, verdadera, consistente y convincente.

Establece las líneas de comunicación directas que más se adecuen a tus posibilidades.

De nada sirve que tengas múltiples canales de comunicación abiertos si no tienes la capacidad de manejarlos todos y dejas conversaciones perdidas en el aire.

La que no puede faltar es el correo electrónico y de preferencia un sistema de suscripción a tus boletines y artículos.

Adicionalmente elige las dos o tres redes sociales con las que tú o tu equipo sientan la mayor comodidad y concéntrense en esas.

Si tienes un equipo o un presupuesto más grande entonces puedes ir abriendo más canales.

Otra opción es contratar servicios de manejo de comunicación como centros de atención a clientes o de gestión de redes sociales.

En este último caso, debes asegurarte de establecer claramente los protocolos, tonos y comportamientos a través de sesiones de entrenamiento y mantener una estrecha comunicación con quienes las gestionan, pues estarán representando a tu organización.

4. Deleitar a los posibles visitantes con un servicio consistente y detalles que los enamoren

Cumple lo que prometes.

La experiencia del visitante debe ser consistente desde sus primeras interacciones con tu marca hasta que regresa a casa.

En la página web de una de las mejores experiencias de viaje en mi vida hasta ahora decia:

“Si quieres comodidad absoluta y un servicio 5 estrellas, esta experiencia no es para ti”

Por supuesto que hubiera sido complejo tener un servicio de esas características, pues era un viaje de inmersión en un entorno natural.

Después de leer eso todavía me convencí más que quería ir.

La promesa y la entrega fue consistente.

Ya estando en el viaje no tuve comodidad, pero si historias personales y calidez humana.

Uno de los detalles que más recordamos es como hablaba de su salsa tártara.

“Toma más salsa tártara, esta es la mejor de la mejor” decía entusiasmado mientras aventaba un par de cucharadas más a nuestros platos.

No puedo asegurar que para mi fuera la mejor, pero su emoción al compartirla definitivamente está por ahí arriba.

Hoy, en cada oportunidad cuento a mis amigos y conocidos sobre esa experiencia.

Mi ahora amigo Dan que ofrecía esta experiencia ya se retiró, pero en ninguno de sus más de 40 años de servicio le hicieron falta clientes.

2 consejos básicos para desarrollar una página web de turismo exitosa

Si quieres que tu proyecto de diseño web cumpla te ayude a atraer, interactuar y deleitar a tus clientes, te recomendamos tomar en cuenta los siguientes consejos básicos.

1. Invierte en un desarrollo web profesional 

Hay varias opciones para diseñar tu página de turismo de manera profesional.

Todas funcionan, pero dependerá de varios factores como tu presupuesto, el tiempo de implementación y el tamaño del proyecto, entre otros.

La arquitectura del sitio se relaciona por un lado con el diseño frontal (front end) la estructura en la que se presentan los contenidos, y por el otro con el back end, es decir, el cómo está construida y conectada la infraestructura digital que habilita su funcionamiento.

Define cuáles son las categorías, los tipos de recursos, la imagen gráfica e imagina qué pasaría si el proyecto creciera exponencialmente para anticiparse a posibles necesidades de desarrollo.

También es importante que consideres las normas básicas de accesibilidad y usabilidad, como tamaño de letra, que sea responsivo, contar con certificado de seguridad y estar optimizada para una carga rápida entre otros factores.

a. Desarrolla el sitio por tu cuenta

Si tienes desarrolladores en tu equipo o tienes experiencia en diseño y desarrollo web ya tienes un buen camino andado.

Seguramente habrás diseñado otros sitios y aprendido los vaivenes en el camino.

Si es así, pasa al siguiente paso.

Si estás empezando un negocio, es posible que tengas la tentación de empezar con un servicio gratuito y hacer tu página web de manera independiente.

Pero recuerda, lo barato puede salir caro.

Las plataformas gratuitas tienen muchas limitantes y quizás después la migración o mejora sea un dolor de cabeza.

Existen varias plataformas con las que podrías crear tu cuenta, como las populares Wix, Weebly o Squarespace.

Todas estas son muy buenas e inductivas si tienes un proyecto pequeño.

Ahora bien, si quieres tener un mayor control y posibilidad de escalar el proyecto, te recomiendo hacerlo con una plataforma de gestión de contenidos (CMS Content Management System por sus siglas en inglés).

El CMS más popular es sin duda WordPress, por lo que hay disponibilidad de millones de pequeños aplicativos llamados plugins, con los que puedes ir mejorando la funcionalidad del sitio.

En caso de que actualmente no tengas ni idea cómo empezar a hacer tu página web de turismo con WordPress, puedes aprender diseño web con varios cursos en línea.

Investiga bien antes de comprar uno, especialmente los que cuesten más de 200 dólares, es posible que puedas encontrar recursos más económicos y hasta de mejor calidad.

Revisa los comentarios de quienes han tomado los cursos.

Más adelante te estaré compartiendo una guía para darte las herramientas necesarias y que puedas diseñar tu página web de turismo en WordPress.

b. Contrata un freelancer

Un desarrollador especializado en WordPress te puede ayudar a montar la página web de tu empresa o destino en unos días.

Si preguntas entre tus conocidos seguramente que encontrarás a alguien que conoce a alguien que hace desarrollo web.

Sin embargo, es importante que no solo te vayas por precio o por tiempos.

Es común que el compromiso de los desarrolladores llegue hasta la parte tecnológica, y tu debes encargarte de la estrategia de contenidos.

¿Suena lógico no?

Pues sí lo es. 

Después de todo, ¿quién conoce mejor tu empresa o tu territorio si no tú?

Por otro lado, al momento de contratar un freelancer, considera si esa persona tiene experiencia en el sector, o si va a asesorarte con la creación de contenidos y hasta qué nivel.

Pide y revisa su portafolio antes de hacer un compromiso y empezar.

Es importante que establezcan los alcances y objetivos muy claramente desde el principio para evitar posibles malos entendidos.

Puede parecerte que debería ser muy fácil, o tal vez quieras exigir más cambios o más personalización, o funciones avanzadas.

Todo eso tiene un costo, en tiempo, en experiencia y a veces en sistemas y plugins premium.

Recuerda planear tu proyecto para que sea escalable y no quieras crear el mundo en siete días.

c. Contrata una empresa especializada en desarrollo web y marketing digital

Una agencia de marketing digital seguramente que tendrá mayores capacidades para desarrollar y entregarte un producto más complejo y con una visión holística, además de servicios complementarios como creación de contenidos y desarrollo de campañas publicitarias.

¿Suena bien no?

Absolutamente. Esta opción es realmente conveniente si tienes un presupuesto un poco más holgado y los tiempos algo más flexibles.

2. Crea una estrategia de contenidos y publica regularmente

Si no tienes un buen contenido, podrás tener todo el presupuesto que quieras para promover tu página, pero no lograrás conectar con los usuarios y posibles clientes.

No basta con tener una lista de los productos, servicios o destinos con los que se vincula la página de turismo.

La clave está en agregar valor a los posibles visitantes.

EL desarrollo de contenidos no va solo a nivel gráfico o informativo, sino que debe profundizar y expresar la identidad cultural y sentido de lugar del territorio o la organización que representa.

Una buena página se anticipa a posibles preguntas, como las clásicas, cómo llegar, dónde comer, dónde dormir, actividades cercanas, cómo reservar, entre otras.

Así también, se apoya con elementos gráficos e interactivos como mapas, widgets del clima o videos, por nombrar algunas posibilidades.

La mayoría de las páginas de turismo se orientan principalmente en presentar una visión rápida de los destinos que promueven.

Esto lo hacen muchas veces con imágenes y textos que destacan los principales atributos y atractivos de los lugares.

Sin embargo, se debe tener cuidado de no exagerar sobre las características positivas de los productos y servicios, olvidándose por completo de mencionar cualquier asunto que pudiera ser incómodo, ya que esto podría resultar como un elemento de insatisfacción durante la visita.

Recuerda que la satisfacción está íntimamente relacionada con el balance entre las expectativas y la realidad.

Por lo que para generar experiencias con efecto wow será necesario manejarlas constantemente. 

Para ir un paso más allá del contenido tradicional, se pueden agregar datos curiosos, información pertinente sobre la cultura local y tocar los temas clave que pudieran resultar incómodos al llegar al destino, así como recomendaciones para sortearlos.

×

Hola!

¿Cómo podemos ayudarte? Da click en el botón para iniciar un chat.

× ¿Te ayudamos?